• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

¿Qué se hace con un caballo miniatura?

Probablemente sea ésta una de las preguntas más frecuentes. Igual que los perros, los caballos miniatura son ante todo maravillosos animales de compañía. Pero además, su carácter dulce y dócil y su enorme inteligencia, hace que los caballos miniatura sean animales ideales para terapias asistidas con animales. Los caballos miniatura ya se emplean desde hace mucho tiempo, y con gran éxito, como caballos de terapias en Estados Unidos, Australia, Canadá, Inglaterra y otros países. La interacción guiada con el caballo miniatura de terapias facilita la rehabilitación de niños y adultos con discapacidad y/o enfermedades crónicas, ayuda en la resolución de problemas psicológicos y de la conducta, aumenta la autoestima, reduce el estrés y fomenta el desarrollo de la personalidad entre otros.

Gracias a su carácter afable, su docilidad y su pequeño tamaño, el caballo miniatura es la raza de caballo ideal para toda la familia. Adultos, mayores y niños pueden disfrutar por igual y con total seguridad de la gran variedad de actividades que se pueden realizar con los caballos miniatura: dar paseos en la naturaleza, compartir momentos de relax, hacer jogging, salir de excursión con el mini transportando en su lomo la mochila con el picnic, agility con caballos (horse agility) y otras actividades como salto de a pie, doma en libertad, ejercicios de alta escuela, trucos de todo tipo, e incluso espectáculos ecuestres.

Además hay que destacar las aptitudes del caballo miniatura para el enganche. El miniatura aprende con facilidad a tirar de un charret o carrito, hecho que queda demostrado por el gran número de competiciones de enganche que se celebran en todo el mundo exclusivamente con caballos miniatura. No obstante, debe matizarse que para la práctica del enganche debe elegirse un caballo miniatura con una alzada cerca de la alzada máxima permitida (cerca de 87 cm), constitución fuerte y un buen desarrollo muscular. Los caballos miniatura muy pequeños (menos de 80 cm a la cruz) y ultrarefinados, no son aptos para el enganche.

Para los más ambiciosos, también existe la posibilidad de presentar el caballo miniatura en concursos y exposiciones en una o varias de sus muchas categorías incluyendo belleza, enganche, doma libre etc. Estos concursos gozan de una enorme popularidad y se celebran todos los años en numeros países, entre otros en Francia, Alemania, Holanda e Inglaterra.

Por último, pero no menos importante, el caballo miniatura cumple una función didáctica formidable al permitir introducir a los niños más pequeños de forma segura en el mágico mundo de los caballos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Info legal