• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

¿Porqué es tan importante la prueba de ADN para el comprador de un caballo?

Los libros genealógicos de caballos miniatura exigen la presentación de una prueba de ADN para poder registrar un potro. Antes de la entrada en vigor de las obligatorias pruebas de ADN era frecuente el fraude por parte de criadores, que con el fin de obtener mayores beneficios económicos, declaraban en la partida de nacimiento de un potro como padres, caballos que no eran los padres reales del mismo. Gracias a las pruebas de ADN se confirma con toda certeza la auténtica paternidad de un caballo.

Es frecuente que quienes quieren vender un caballo que no tiene carta de origen expliquen al potencial comprador que los padres del potro si tienen carta de origen e incluso enseñando las cartas de los supuestos padres, argumentando que al no sacarle la carta al potro pueden ofrecer precios más económicos. Es sumamente recomendable tomar esta información con mucha cautela porque sin la prueba de ADN es imposible saber con certeza que los padres que se le presentan como tales realmente lo son. Sacar la carta de origen de un potro no tiene un coste tan elevado, lo realmente caro es tener reproductores de pura raza, declarados aptos reproductores e inscritos en el libro genealógico. En resumen, la prueba de ADN es una herramienta esencial para proteger al comprador de posibles fraudes.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Info legal